lunes, 10 de abril de 2017

LA CUERDA Y EL GUIA

Fueron ellos los que nos hicieron más fácil el caminar por aquellos glaciares, entre grietas, en aquellos paisajes irrepetibles. Unos años en los que el largo periodo desde el otoño hasta el siguiente verano, anhelábamos de nuevo reencontrarnos y respirar altura, acompañados por el sonido de los crampones en la nieve, paso a paso, con la cuerda tensa entre nosotros, avanzando, confiando. A lo largo de tres veranos consecutivos conocimos los Alpes de los glaciares: la Vuelta al Cervino (2010), los Écrins (2011) y Weissmies y Laginghorn (2012).
Inexpertos de nosotros, nos enganchábamos con los crampones en la cuerda, la pisábamos, nos enredábamos con ella...Siempre había que buscar el paso asequible para el grupo, más que nunca, ya que marchábamos todos a la vez, y siempre sintiendo esa fuerza en el extremo, la del guía que nos iba marcando el paso y mostrando el camino. 
No sé, han pasado ya 5 años desde que dejé aquella actividad y recuerdo con nostalgia aquellos momentos de tensión, aquellas llegadas a las cimas cuando entre líos de cuerdas nos abrazábamos por el éxito conseguido...Compartimos sonrisas,paisajes, cansancio, nervios, miedos...siempre sintiendo esa cuerda unida al compañero...

Encordados...Vuelta al Cervino 2010
Glaciar de la Pilatte. Écrins 2011
Rappel Écrins...siempre esa cuerda...
Glaciar Blanco. Écrins 2011
Subiendo a la Dome de Neige. Écrins 2011
Bajando del Weissmies 2012

Ahora toca recordar como se merece a nuestros 2 guías de esos 3 años...¡grandes!

                                                       MAURO
Glaciar Pilatte. Écrins 2011

Dome de Neige. Écrins 2011
Ferrata Morenia. 2012
Weissmies. 2012
Laginghorn. 2012

                                                         MARCO
Vuelta Cervino 2010
Tete Blanche. Vuelta Cervino 2010
Écrins 2011
Écrins 2011
Laginghorn 2012
Gracias por todo compañeros...




1 comentario:

  1. Kaixo, menudo resumen, que gozada !!!

    Agur.

    ResponderEliminar