jueves, 11 de marzo de 2021

ENTRE ARIMOTXES Y ARIMOTXIS HACIA EL LABERINTO DE ARNO

 


Sorpresa en mayúsculas el pasado 10 de marzo cuando nos acercamos a la pequeña localidad alavesa de Munain, próxima a la Sierra de Entzia, con intención de completar una bonita circular aprovechando el buen tiempo. Había llegado a nuestros oídos, y luego lo corroboramos mirando en internet, una información sobre la existencia de un itinerario, acondicionado como PR (pequeño recorrido marcado en amarillo y blanco) que atravesaba preciosos bosques poblados de robles centenarios. Habituados a las salidas montañeras, y aprovechando que nos habían ampliado nuestro radio de acción a todo Euskadi, sin dudarlo ni un momento, nos encaminamos hacia Munain, punto inicial de un recorrido que no nos dejó indiferentes.

                                                 SEÑALIZACION RECORRIDO PR

   RECORRIDOS POR LOS ROBLES Y AMPLIANDO HASTA FUENTES DEL ZADORRA


                                   IGLESIA DE LA ASUNCION DE MUNAIN

Comenzamos dirigiéndonos al panel de información donde estaban marcados 2 posibles itinerarios, uno que recorría los bosques de robles centenarios, y otro más largo que llegaba hasta las Fuentes del Zadorra (nacimiento). Nosotros todavía lo ampliamos más y nos fuimos hasta las cimas de Peña Roja (1067 m) y Txumarregi (1097 m), para encontrarnos con un maravilloso bosque de hayas que encerraba un laberinto de rocas llamado “Laberinto de Arno”. Ya entonces caminábamos asombrados por el espectáculo de los robles; encontrarnos con aquél entorno ya fue la gota que desbordó el vaso.

Desde Munain, por parcelarias, nos fuimos acercando hacia el bosque junto al Zadorra, acompañados por el ruido que hacían las fábricas cercanas. Después, tan sólo escucharíamos el trino de los pájaros que anunciaban la primavera. Los sorprendentes troncos de los “Arimotxes” nos tuvieron entretenidos un buen rato. Los diámetros llegaban hasta los seis metros en algunos ejemplares, y la hiedra se enroscaba como si fuera una gruesa vena hasta alcanzar la copa. El hueco interior de aquellos que estaban ya muertos parecía engullirte cuando te asomabas, y todos tenían ramas como cornamentas formando un cuadro ancestral.

                                   ROBLES CENTENARIOS "ARIMOTXES" MUNAIN




Llegamos al nacimiento del Zadorra (Fuentes del Zadorra) donde existe una gruesa tubería que sube hasta el Puerto de Munain y continúa más adelante. Nosotros paramos antes del puerto para adentrarnos en la Cueva de Zalanportillo (llevábamos frontales), una pequeña cavidad donde descubrimos un habitante oscuro que dormitaba colgado bocabajo. Sin perturbar su sueño pudimos sacar alguna que otra foto y salir para continuar nuestra ruta.

                                                   CUEVA DE ZALANPORTILLO    




                                                         PUERTO DE MUNAIN


                                                       FIGURA DEL ELEFANTE


Llegamos al Puerto de Munain (1045 m). Por allí pasaban tanto la GR 282 (Senda del Pastoreo) como la GR 120 (Camino Ignaciano), alternábamos a ratos una u otra, y desde allí continuamos por el cresterío con vistas hacia el valle salpicado de pequeños pueblecitos, el más cercano, Vicuña. Al fondo teníamos Elgea, Aratz, Aitzkorri, y un poco más cerca conforme caminábamos hacia las dos cimas del día, el Mirutegi como fin de la Sierra de Entzia. Coronamos las dos cumbres y a continuación nos aproximamos por un precioso bosque de hayas hacia lo que iba a ser, para mí, la sorpresa del día, el Laberinto de Arno. Un espacio en el que se mezclaban los troncos de los árboles, con la luz del sol colándose, las hojas en el suelo, las rocas con su musgo formando mil formas, pasillos, ojos, raíces saliendo de las piedras…todo un espectáculo de la naturaleza.

LABERINTO DE ARNO
   








                                         ROBLES CENTENARIOS "ARIMOTXIS" OKARIZ



                                                   IGLESIA LA ASUNCION OKARIZ


                                       VISTA DE MUNAIN TERMINANDO LA CIRCULAR

En fin…sesión de fotos, que nunca llegarán a mostrar lo que había realmente allí.

Volvimos por un camino paralelo al del cresterío, por bosque, hasta dar con el Puerto de Munain de nuevo, para volver al pueblo por el sendero marcado como PR , por otra zona donde volvían a verse ejemplares de robles centenarios, “Arimotxis”, algo menos espectaculares que los anteriores…además, ya íbamos empachados con tanta belleza. Llegamos a Muniain después de poco más de 6 horas y 18 kilómetros con el calorcito del mediodía, dispuestos a comernos un menú del día en San Román, sin borrársenos las imágenes grabadas de un diez de marzo de 2021 en el que nos abrieron el perímetro más allá de Gipuzkoa, hacia los bonitos paisajes de Araba…


jueves, 3 de septiembre de 2020

FERRATEANDO LA VIDA


FERRATA DE SOBRÓN (ARABA)

Quien siente la montaña no necesita explicaciones y mientras existan paredes, agujas y aristas, habrá quien las escale, disfrutando de lo que hace, aunque no comprenda exactamente el por qué. – Josep Manuel Anglada








He aprendido que el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada. –  Gabriel García Márquez  





Por mucho que recorramos el mundo detrás de la belleza, nunca la encontraremos si no la llevamos con nosotros. – Louis Audobert




Espectacular recorrido una mañana de verano. Mientras sigamos teniendo ilusión y además, compartida, seguiremos disfrutando de lo que nos gusta. ¡Inolvidable!

miércoles, 29 de julio de 2020

LESCUN, OTRO PARAISO EN EL PIRINEO



Lac de Lhurs y Dec de Lhurs a su izquierda, desde la cima del Billare


El verano transcurre despacio ahí afuera. Las montañas campan a sus anchas sobre el Valle de Lescun, plagado de casitas aisladas, con su terreno donde descansa la hierba antes cortada y ya seca. Los animales pacen en los prados, también en los de altura, donde el pastor nos muestra su duro trabajo, y mientras, nosotros, simplemente ascendemos con destino a una cumbre desgastada ya por su mirada.

Billaré, hecha de roca que brilla al sol. Conseguimos ascenderla el último fin de semana de julio desde cerca del Plateau de Sancheze, en Lescun, un valle tranquilo que mira hacia las alturas y que encierra como tesoro multitud de excursiones para los senderistas hambrientos de montañas. La subida es larga, con desnivel nada desdeñable teniendo en cuenta que se ganan 1300 metros en poco más de 5 kilómetros de distancia. Subida muy entretenida, con alguna fuente y mucho árbol, que en días de calor proporcionan sombra en buena parte del recorrido. Ganando altura los cairns van marcando la ruta, llegando a una interesante cresta tras el collado principal, que brinda unas excepcionales vistas sobre una incontable cantidad de cumbres, Annie, Mesa de los Tres Reyes, Bisaurin, Collarada...El Midi D'Ossau ya se nos muestra lejano en la subida, antes de la cresta.

Billare desde el Plateau de Sancheze

Siguiendo los cairns por sendero estrecho

Aproximándonos a la cresta cimera


Bonitas trepadas y destrepadas por la cresta, fáciles si no se tiene vértigo, con buenos agarres. Casi nadie por la zona cimera, la mayoría se dan la vuelta en el collado. Pasamos por las 3 cimas marcadas con sencillos cairn, la última la principal, todas verdaderos miradores hacia sus hermanas conformando un paraíso de cumbres. Respiramos hondo el aire libre de mascarillas, ahí afuera no hacen falta. Comemos algo y nos disponemos a bajar por la misma ruta, mientras el tiempo discurre despacio y ya en el Plateau de Sancheze, observamos a los visitantes que se disponen a comer en sus sillas y mesas junto a la regata. Bajamos con los ojos llenos de cumbres, muchos de ellos se conformarán con mirar hacia arriba, al Billaré.

Disfrutando por la cresta

Trepadas de I-II

Pasamos la tarde después de una “reconfortante” ducha y nos dirigimos al parking de Napia, donde pernoctaremos soñando con cumbres. El domingo, todavía con el espectáculo del día anterior latente, caminaremos hacia el Lac de Lhurs, menos desnivel acumulado (700 metros hasta el lago, 1100 hasta la cima del día), y más gente. El lugar, espectacular. Descanso en los aledaños del lago, subida al Dec de Lhurs con preciosas vistas desde su cumbre (esta vez hasta el Petretxema), y bajada dando por terminado un inolvidable fin de semana en este entorno maravilloso. 
Lago de Lhurs y su entorno, Mesa de los Tres Reyes

Vistas desde la cima del Dec de Lhurs, en medio el Petretxema
La Mesa, omnipresente durante el fin de semana

Ya bajando, a lo lejos emerge el Midi D'Ossau
"Desgarrada la nube; el arco iris brillando ya en el cielo, y en un fanal de lluvia y sol el campo envuelto. Desperté ¿Quién enturbia los mágicos cristales de mi sueño?"  (Antonio Machado)

sábado, 18 de abril de 2020

PENSAMIENTOS






"Una cima nunca va a brindarme la oportunidad de tachar un nombre de una lista, ni me proporcionará esa sensación de conquista. En todo caso será ella, la montaña, la que me tendrá conquistada de por vida, y no sólo por haber llegado a su cumbre, sino por aquellos momentos entrañables que me acompañaron a lo largo del trayecto hasta llegar a ella".




VOLVEREMOS...